EL SUELO PELVICO TONIFICADO PARA EL PARTO

Publicado por en Maternidad el 15 del 04 de 2015 | 0 Comentarios

El suelo pélvico a lo mejor es una de esas nuevas palabras que estas descubriendo en tu embarazo donde este lo que viene a ser es El suelo pélvico o el diafragma pélvico se compone de fibras musculares del músculo elevador del ano y coccígeo, y los tejidos conectivos asociados, que abarcan el área debajo de la pelvis.
El diafragma pélvico es una partición muscular formada por los elevadores del ano y con el que se pueden incluir la fascia parietal pélvico en su parte superior e inferior aspectos.
El suelo pélvico separa la cavidad pélvica por encima de la región perineal incluyendo perineo, donde el suelo pélvico es como un elevador del ano derecha e izquierda se encuentran casi horizontalmente en el piso de la pelvis, separadas por un hueco estrecho que transmite la uretra, la vagina, y el canal anal.
El elevador del ano se considera generalmente en tres partes: pubococcígeo, puborrectal y iliococcígeo.
El pubococcígeo, la parte principal del elevador, se desplaza hacia atrás del cuerpo del pubis hacia el coxis y puede ser dañado durante el parto.
Algunas fibras se insertan en la próstata, la uretra y la vagina.
Los puborrectal derecha e izquierda se unen detrás de la unión ano rectal para formar un cabestrillo.
Suelo pélvico, tiene una función determinante en el parto, por lo que es importante mantenerlo tónico, tanto en el embarazo como después de dar a luz.
Ya que el suelo pélvico, la franja muscular situada entre el pubis y el cóccix (último tramo de la columna vertebral), asume una especial importancia durante el embarazo, pues deberá sostener el útero a medida que éste vaya creciendo.
En el parto, el suelo pélvico es el último obstáculo que el pequeño debe superar para nacer.
Precisamente por ello, al someterse a un gran esfuerzo, puede perder parte de su funcionalidad.
Sin embargo, este grupo de músculos que sostiene los órganos de nuestra pelvis también es importante en la vida diaria.
Conocerlo y mantenerlo sano y tónico es fundamental para la salud femenina, no únicamente durante el embarazo, sino también en los meses posteriores al nacimiento del niño.
Una recuperación gradual, después de dar a luz, hay que permitir que el cuerpo vuelva a la normalidad y recupere su equilibrio, por lo que es aconsejable dejar pasar seis u ocho semanas, como mínimo (depende de cada mujer) y empezar con la reeducación del suelo pélvico a partir de entonces.
Se trata de un paso fundamental para todas las mujeres, que hay que afrontar antes de volver al gimnasio.
De hecho, correr, saltar y realizar ejercicios de tonificación de la musculatura abdominal.
Y sabías que si haces ejercicios para fortalecer tu suelo pélvico puedes estar en el otro 60%? para que las mujeres conozcan mejor esta musculatura que incide en nuestra calidad de vida, existen mujeres que tienen pérdidas de orina donde el 40 % de las embarazadas tienen perdidas donde es fundamental reforzar el suelo pélvico muchas mujeres escuchan este término por primera vez en las clases de preparto y no toman conciencia real de su importancia.
No saben que si tienen pérdidas de orina puntuales en esta etapa tienen muchas posibilidades de ser futuras candidatas a la incontinencia.
Suelo pélvico.
Cómo funciona, por qué se debilita, sus principales problemas, su relación con la espalda y la importancia de fortalecerlo, con vídeos de ejercicios y posturas.
Pero también encontrarás su implicación en el embarazo y postparto, en la menopausia, en la calidad de nuestras relaciones sexuales o en nuestro bienestar psíquico.

Publicar un comentario
* Nombre:
* E-mail: (No aparecerá publicado)
   Sitio Web: (Url del sitio conhttp://)
* Comentario: