EL PLATANO EN LA DIETA DEL BEBE

Publicado por en Maternidad el 15 del 04 de 2015 | 0 Comentarios

El plátano es un producto o que podemos introducir en la dieta de nuestro bebé a partir del noveno mes, dándose lo de diferentes formas por ejemplo hecho puré o prensado con un tenedor.
- En general, los plátanos gustan mucho a los niños debido a su dulce sabor, su intenso perfume y a la facilidad con que pueden pelarse y masticarse.
- Además de lo fácilmente asimilables por del bebé y su facilidad de preparación y se unen ventajas nutricionales.
- Hay muchas personas coinciden en que el mejor punto de comer un plátano es cuando es casi en su totalidad de color amarillo, pero todavía se ve algo verde en la parte superior e inferior.
- En este punto, la textura no es demasiado firme pero no blanda o bien y el sabor es agradablemente dulce, sin ser demasiado.
- Para mantener los plátanos en esta etapa de madurez lo mejor es tenerlo en el refrigerador.
- Sí la piel se vuelve negra, pero la propia carne tendrá un sabor de una textura intachable durante un par de días más de lo que sería si no se refrigeran.
- No de hecho, la investigación reciente en Austria sugirió que la fruta completamente madura casi al punto de deterioro contiene niveles más altos de antioxidantes que las frutas que están menos maduras.
- Si la vista del plátano es un tanto desagradable y textura de bananas muy maduras no le disuade, entonces está bien para seguir adelante y utilizarlos para hacer la comida de su bebé.
- De hecho, en algunas partes del mundo, los plátanos no son considerados como listos para comer hasta que estén bien negros y oscuros por su parte exterior - Plátanos demasiado maduros extremadamente, sin embargo, son los más utilizados para otros fines como panqueques de plátano donde su blandura es un activo - Triturado o pasado por el pasapurés, el plátano puede ofrecerse al niño entre el octavo y noveno mes.
- Aunque no sin como de su fuerte perfume, no presenta un riesgo especial de alergias.
- Son muy conocidos por su alto contenido en potasio un mineral muy útil para prevenir calambres, combatir la fatiga además de la hipertensión.
- Es importante saber que los plátanos constituyen también una importante fuente de energía que el organismo asimila muy rápidamente: un plátano de unos 200 gramos aporta más de 30 gramos de carbohidratos y 130 kilocalorías.
- Además, los plátanos presentan un buen contenido de vitamina A y C, y aportan serotonina, sustancia que incide de forma muy positiva en el carácter.
- Si los adquirimos ya maduros, los plátanos se estropean rápidamente, pues se vuelven negros al cabo de pocos días.
- Es mejor elegirlos cuando tienen un color verde amarillento, que indica un estado de maduración poco avanzado.
- Cuando tengamos que comprarlos tenemos que mirar que la piel esté lisa ni golpes y las menores fisuras posibles y que no tengan excesos de manchas oscuras.
- Los plátanos se digieren fácilmente y desarrollan una acción protectora sobre las mucosas del estómago.
- Esto es debido a que ayudan a la producción de un estrato de mucosa que protege las paredes del intestino de la acción irritante de las enzimas digestivas.

Artículos relacionados

Publicar un comentario
* Nombre:
* E-mail: (No aparecerá publicado)
   Sitio Web: (Url del sitio conhttp://)
* Comentario: