LOS SOLIDOS EN EL BEBÉ SU INTRODUCCIÓN CEREALES

Publicado por en Maternidad el 15 del 04 de 2015 | 0 Comentarios

- Normalmente por lo general los pediatras aconsejan empezar a dar a los bebés alimentos sólidos como los cereales entre los 4 y 7 meses de edad.
- Algunos bebés están listos para alimentos sólidos a los 3 meses, pero no es recomendable; cuanto antes un bebé se inicie en los sólidos, más probable es que sean propensos a sufrir alergias alimentarias más adelante.
- Al principio, los alimentos sólidos serán sólo un complemento a la fuente primaria de su hijo de la nutrición evidentemente hablamos de la leche materna o de fórmula.
- Así qno hay necesidad de preocuparse si su bebé no ha empezado con los sólidos todavía.
- Es importante saber con certeza que su bebé está listo para los sólidos antes de introducirlos.
- Si usted tiene antecedentes familiares de alergias a los alimentos, es más probable que lo pueda tener su bebé.
- En ese caso, es posible que desee considerar esperar hasta 6 o 7 meses antes de comenzar los sólidos.
- Ya que es importante el permitir que el sistema digestivo de su bebé madure adicional puede ayudar a reducir sus probabilidades de desarrollar alergias a los alimentos.
- También es posible que desee esperar un poco más de lo normal si su bebé nació prematuro, los bebés prematuros a menudo necesitan más tiempo para dominar el patrón necesario succión deglución, además de la respiración para manejar los alimentos sólidos - Hablemos de los cereales, es importante el saber que los cereales son una importante fuente de minerales sobre todo, hierro, y de fibra, que regula el tránsito intestinal y garantiza la absorción de importantes nutrientes.
- El arroz se aconseja casos de diarrea esto entre otras cosas es debido a su poder astringente.
- Se utiliza el maíz para fabricar harina de maíz y entra en la composición de las papillas.
- En cualquier momento del día la cebada está indicada, e incluso por la noche, debido a que se digiere con enorme facilidad.
- Está presente en el pan y en la pasta hablamos del trigo que se aconseja comerlos integrales, a las muchas sales minerales y vitaminas del grupo B que contienen.
- Una variedad del trigo, es la espelta que es 100% natural, que tiene un menor riesgo de alergias, ofrece una alta digestibilidad y es rica en fibra.
- Si hablamos de un cereal difícil de digerir hablamos de la avena es por este motivo, se consume en forma de copos, ricos en minerales, especialmente, hierro y magnesio.
- Su harina, al igual que la del trigo, es el centeno que permite hacer el pan, que tiene un color más oscuro debido a su gran cantidad de fibra.
- Las harinas de trigo, cebada, avena y centeno contienen una proteína, el gluten, que puede ocasionar una intolerancia digestiva en el niño.
- Evidentemente se encuentran en los alimentos derivados de esos cereales hablamos de la sémola el salvado y el pan, galletas, tartas, pasta ademas de los cereales tipo kellock´s.
- Esta enfermedad, denominada celiaquía, consiste en la incapacidad de absorber alimentos que contengan gluten por parte de la mucosa del intestino delgado.
- Cuando se presentan diarreas crónicas además de una ralentización del crecimiento e hinchazón de la barriga.
- En este caso se cura eliminando por completo el gluten de la dieta del niño.
- Esta dieta deberá seguir con extremado rigor durante toda la vida, para que no se produzcan recaídas.
- El arroz y el maíz son los primeros cereales que se pueden introducir en la dieta del niño, ya a partir de los cuatro meses, porque no contienen gluten.
- Para empezar, bastará con un par de cucharaditas añadidas al biberón de leche de continuación, para, después, ir aumentando gradualmente la cantidad.
- Cuando el niño cumpla los seis meses, momento en el que su aparato digestivo ya está en condiciones de asimilar mejor el gluten, se pueden introducir el trigo, la cebada, la espelta, el centeno y la avena en su dieta.
- Los cereales son elementos fundamentales para la elaboración de las papillas de los niños.
- Cada uno de sus granos está recubierto por una piel dura, compuesta, principalmente, de celulosa, que no es facilmente digerible, pero que contiene vitaminas muy importantes, en especial, las del grupo B.
- El grano contenido en el interior está formado, básicamente, por proteínas y azúcares complejos, como el almidón, que se digiere más lentamente que la lactosa y se absorbe de forma gradual, por lo que proporciona energía durante un período de tiempo más prolongado.

Artículos relacionados

Publicar un comentario
* Nombre:
* E-mail: (No aparecerá publicado)
   Sitio Web: (Url del sitio conhttp://)
* Comentario: