COMO ACTUAR ANTE UN ACCIDENTE DEL PEQUEÑO

Publicado por en Maternidad el 15 del 04 de 2015 | 0 Comentarios

Muchas veces nuestros pequeños están jugando todo el día por ahí y pueden estar corriendo riesgos que de golpe y nunca mejor dicho nos pueden pillar infraganti y entonces nos ponemos nerviosos y nos angustiamos.
Ya que existen diferentes tipos de lesiones que pueden sufrir nuestros pequeños, veamos cómo afrontarlas y que diferentes pautas debemos tomar para darles solución.
-Por ejemplo nos encontramos ante un cuadro de cortes y heridas, lo primero que hay que hacer En caso de pequeñas abrasiones o cortes, es necesario, limpiar muy bien la herida con agua del grifo que intentar lavar la herida con abundante jabón si disponemos del en casa.
-Qué hacer inmediatamente después por ejemplo podemos usar algún tipo de producto en funciones antisépticas, para prevenir la infección.
-Cuándo llevarle a urgencias, si la herida es profunda, es necesario llevar al niño a un servicio de urgencias, donde el médico valorará cómo intervenir Si el corte es lineal, se podrán aplicar pegamentos específicos o parches, para acercar los bordes de la herida y favorecer la cicatrización.
-Si es muy profunda o lacero contusa un desgarro, se dan puntos de sutura.
Hay que tener en casa un producto antiséptico, gasas y apósitos, así como la tarjeta sanitaria del niño, porque, en caso de herida "sucia", es conveniente comprobar que esté al día de la vacuna antitetánica.
Sí estamos hablando de golpes, hay que tranquilizar al niño, aplicarle hielo en caso de hematoma externo y valorar la importancia de la caída.
- Si no ha tenido mucha importancia, y el niño se recupera rápidamente, simplemente, se aconseja observarle con atención en las horas posteriores al golpe.
- En cualquier caso, sería oportuno llamar a nuestro pediatra y de esta forma podemos explicarle cómo ha sido el accidente.
- Qué hacer inmediatamente después, si se nota un comportamiento distinto al habitual está más tranquilo y menos reactivo o más irritable y agitado o si se presentan vómitos, convulsiones o desvía los ojos, es necesario acudir a urgencias inmediatamente.
- Si la caída se ha producido a última hora de la tarde o por la noche, el niño puede ir a dormir, pero hay que despertarle un mínimo de tres veces para comprobar que reacciona con normalidad.
- Cuándo llevarle a urgencias Si la caída ha sido desde una altura considerable o aparatosa, es conveniente llevarle a urgencias, donde le mantendrán en observación y, si es necesario, le realizarán un TAC.
- Tenemos que tener en casa el número de teléfono del servicio de urgencias más cercano o el que el pediatra nos haya proporcionado para estos casos.
Y por último imaginemos que nos encontramos ante una fractura o rotura, lo primero que hay que hacer si el niño se queja de un dolor muy intenso y aparece una inflamación en la zona afectada, es indispensable ir al médico o a urgencias.
- Tenemos que intentar proteger la zona, manteniéndola en reposo e inmovilizada, con la ayuda de un punto de apoyo de cartón duro o de madera.
Es preferible exagerar con las precauciones evitando que el pequeño camine si se ha torcido el tobillo, o bien que mueva el brazo, si el problema es en la muñeca o en la mano, a correr el riesgo de empeorar la situación.
- Cuándo llevarle a urgencias Si no se sabe si el niño se ha fracturado un hueso, hay que llevarle a urgencias, donde le realizarán una radiografía y, si la sospecha se confirma, le inmovilizarán la zona con un vendaje de yeso o con una férula.
- Tenemos que tener un fármaco antitérmico analgésico, que se administrará al niño durante los días posteriores a la fractura, si tiene dolor

Artículos relacionados

Publicar un comentario
* Nombre:
* E-mail: (No aparecerá publicado)
   Sitio Web: (Url del sitio conhttp://)
* Comentario: